Ultimos Proyectos

Empoderamiento de mujeres aymaras campesinas en comunidades del altiplano boliviano

En Ejecucion

Este proyecto, cofinanciado por Ministerio de Asuntos Exteriores de Finlandia, y la Asociación Intecultur, busca reconocer y visibilizar el trabajo de la mujer productora de la cadena de hortalizas en invernaderos en 3 comunidades campesinas. ver mas

Renforcement des capacités des acteurs locaux pour la mise en place de modèles d’économie sociale communautaire

En Ejecucion

Les capacités des acteurs stratégiques du de l’économie sociale et solidaire (municipalités, syndicats, OECAS, OECOMS, associations macro, réseaux et plateformes), en particulier les jeunes et les femmes, sont renforcées sur le plan du plaidoyer politique, de la production, de la transformation et de la commercialisation solidaires, de l’administration et de la gestion financière. ver mas

Seguridad alimentaria basada en la gestión del agua para elevar la producción y enriquecer la nutrición, procurando mayor equidad de género en armonía con los roles culturales.

En Ejecucion

El proyecto pretende otorgar seguridad alimentaria y nutricional a la población sujeto, construyendo y mejorando sistemas de agua potable y riego, fortaleciendo la gestión comunal de estos sistemas, y aprovechando el recurso agua para ampliar la frontera agrícola gracias a la introducción y rescate de buenas prácticas agropecuarias, buenas prácticas de cocina y administración doméstica. ver mas

Exposición de trabajos de asociaciones de mujeres

17 Enero, 2014

La pintoresca comunidad de Ninacho donde viven unas 35 familias está situada en el municipio de Calamarca, a casi 3 horas de la ciudad de La Paz y fue el escenario escogido para reunir a las asociaciones de mujeres de las comunidades de Jucuri y Pastogrande.

El motivo de la reunión fue la exposición de trabajos realizados en el primer año del proyecto "Mitigación de los impactos del cambio climático sobre la seguridad alimentaria y la disponibilidad de agua en 9 comunidades indígenas aymaras, mediante estrategias de organización y producción que contemplen la perspectiva de género", de la convocatoria 2012 de la Agencia Vasca de Cooperación para el Desarrollo y que la ONGD vasca, Ingeniería para la Cooperación-Lankidetzarako Ingeniaritza (IC-LI), ejecuta con AYNI.

Las 3 asociaciones confeccionaron mantas, polleras y enaguas tejidas y cosidas durante los últimos meses. Asistieron 45 señoras, casi 15 por comunidad;  una manta consta de hasta 15 puntos distintos que cada alumna debe dominar y tiene un precio de venta equivalente a unos 150 euros; requiere un paciente y preciso trabajo manual durante 20 días. Las señoras aprenden a hacerlas en un espacio de 9 a 11 meses, a 6 horas por mes de clases en su propia comunidad. Los primeros trabajos son como unos trofeos: no son vendidos sino usados por ellas mismas.

Calificación

La exposición de trabajos dura unas 3 horas; comienza por colgadura de todas las prendas de vestir de una cuerda en la cancha de fútbol de la población. Cada prenda de vestir está identificada con el nombre de la artesana; mientras la jurado calificadora contratada para  la ocasión inspecciona la calidad de la terminación de cada prenda y le asigna una calificación, unas familias preparan la comida; en cuanto se tienen los resultados de la calificación, se instala la mesa de autoridades y se procede a la lectura del programa que esta vez tenía estos puntos: palabras de bienvenida de la presidenta de la asociación de mujeres de Ninacho, Sra. Bertha Ulo; palabras del Secretario General de Ninacho, Salustiano Huanca Quispe, palabras de inauguración del representante de AYNI, y entrega de premios a los mejores trabajos: primer, segundo y tercer premio por comunidad; palabras de la presidenta de la asociación de mujeres de Pastogrande y tribuna libre.

Las señoras premiadas mostraron su emoción con palabras de agradecimiento a la institución, a sus autoridades, a la responsable de la capacitación en tejidos de AYNI, Ingeniera Justa Mamani y al equipo de Género de AYNI que se desplaza a las comunidades para dar cursos de artesanías, equidad de género, derechos económicos, políticos, humanos, nutrición y otros.

Al terminar sucedió lo previsible en enero y en el altiplano de La Paz, comenzó a llover y todos corrieron a resguardarse  a la Sede del Sindicato. Allí fue la comida. Comimos unas 100 personas.   La música autóctona preparada para el festejo se postergó hasta después de la comida: ejecutaron  varias piezas con instrumentos de viento por ellos mismo construidos.

Ajtapi

Facebook Twitter delicious technorati yahoo meneame myspace